Espinacas con garbanzos

¡Hola chefs!

Os traigo hoy uno de los platos más típicos de Sevilla. Para los que no hayáis estado en esta ciudad, debéis saber que es una maravilla salir a comer o a cenar de tapas. Con dos o tres tapas que, dependiendo del sitio rondan los 3 o 4 € es más que suficiente, con la ventaja añadida de que, de esta manera, podréis probar varios platos diferentes.

Como decía, una de las tapas (y platos) más típicos de la capital hispalense es sin duda las espinacas con garbanzos.

Aunque se puede degustar todo el año, es una receta típica de la cuaresma. Para los que no lo sepan, la cuaresma es, en la tradición cristiana, el periodo de cuarenta días que va desde el miércoles de ceniza hasta el jueves santo. Tradicionalmente, es un tiempo de preparación espiritual. En la gastronomía, este periodo está repleto de platos que no contienen carne, entre los que destacan el plato que os traemos hoy. Es una versión sencilla del potaje (que se hace también con bacalao).

De cualquier manera, religiones a parte, es un plato sencillo y lleno de sabor que podemos degustar en cualquier momento del año (aunque parece que apetece más en temporadas frías).

Antes de ponernos con la receta, hay que decir que la cantidad de espinacas y garbanzos es totalmente orientativa. Hay a quien le gusta este plato con más espinacas y a quien le gusta con más garbanzos.

Sigue leyendo

Anuncios

Patatas “meneás”

¡Hola chefs!

Como ya os hemos anticipado, uno de los proyectos para el blog durante este 2016 es acercaros recetas de algunos de los platos tradicionales de esta región (Salamanca, España).

En esta ocasión, para que estos días de frío sean menos duros, os traemos uno de los platos estrella, muy común también en algunos bares de la ciudad como tapa: las patatas meneás o patatas revolconas.

Si bien no son exclusivas de esta provincia, son sin duda uno de los platos más típicos de la región charra. También se conocen como patatas de herradero, ya que eran la comida habitual de la faena con el mismo nombre, propia de las fincas ganaderas que abundan en la dehesa salmantina. El herradero consiste en marcar el ganado con un hierro candente, imprimiéndole sobre la piel el sello indeleble de cada ganadería.

Pero vosotros podéis disfrutarlas en cualquier momento del año (aunque parece que apetecen más en esta época, con temperaturas bajas).

Además, con la grasa que obtendremos de freír los torreznos (trozos de tocino), podremos preparar un desayuno de esos que hacen que cualquier día resulte bueno: lo que por aquí se conoce como pringás. Sin duda, no es algo para comer todos los días, por su contenido en grasa, pero tampoco tenemos por qué privarnos de estos lujos de vez en cuando. Recordemos que son grasas naturales, y el cuerpo también las necesita.

Sigue leyendo

Huevos rotos

En esta ocasión os traigo uno de mis platos favoritos. Como vais a ver, la elaboración no tiene misterio ninguno. Sin embargo, de unos platos a otros  hay un mundo.

Uno de los restaurantes más famosos de Madrid se especializa en su elaboración… ¿aún no habéis oído hablar de Casa Lucio? Su plato estrella, los “huevos estrellados de Lucio” son el máximo exponente de este plato clásico.

Vamos a por la receta. En este caso, las cantidades están calculadas para una persona.

Sigue leyendo