Gofio, Madrid

Hay quien me ha dicho que mis reseñas no son objetivas, que solo alabo a los restaurantes sobre los que escribo.

Creo que no me expliqué bien cuando comencé con esta sección; ni soy ni pretendo ser crítico gastronómico. Creo que es una profesión que requiere de unos estudios y experiencia de los que carezco.

Lo que yo pretendo es recomendar los restaurantes que me gustan. Por supuesto que no hablo de todos los restaurantes a los que voy. Sólo de mis favoritos y, en consecuencia, ensalzo lo que -creo que- es digno de ensalzar.

img_1882

Dicho esto, voy a contaros mi última experiencia gastronómica en Madrid. En este caso no iba a ciegas. Tenía total confianza en que iba a ser una cena digna de recordar, pues no era mi primera vez en Gofio.

Como no sabía muy bien cuándo podría ir, no pude hacer la reserva hasta el mismo día (sábado, por cierto) después de comer. Me dijeron que estaban hasta arriba, pero me ofrecieron la posibilidad de cenar en mesa alta, ya que iba yo solo. Es un detalle importante ya que hay restaurantes de nivel que cuando reservas para una sola persona no siempre te lo ponen fácil. Aquí sí.

A las 8:30pm (clavadas) estaba en la puerta del restaurante, con unas ganas inmensas de ver qué deparaba la velada.

En cuanto entré, el jefe de sala (Alberto) no sólo recordaba que ya había estado antes (era fácil, ya que tenían mis datos), sino que supo decirme hasta el sitio donde me senté. Y mi última visita fue hace un año.

Mientras me traen el menú (que no era necesario, ya sabía perfectamente a lo que iba), charlo un poco con él sobre el tema de la puntualidad en general (algo que para mí es básico) y en los restaurantes como éste en particular. Para mí esos detalles son importantes, yo creo que crean un vínculo entre el cliente y el personal del restaurante que predispone positivamente para lo que está por venir.

Gofio ofrece tres menús: Express (35€), Gofio (50€) y Canariedad Máxima (65€) –si mal no recuerdo-. Siguiendo la recomendación de Alberto (y mi experiencia anterior) opto por el menú Gofio.

Una de las cosas que más me gustan de este lugar es la atención al detalle. Es una embajada Canaria en pleno centro de Madrid. Desde el personal (me atrevería a decir que todos –al menos los que me atendieron- son canarios), la decoración, la cava de vinos (todos de las islas)…img_1883

Como pre-aperitivo, me traen un pedazo de pan calentito con AOVE de Fuerteventura y sales del Janubio (en Lanzarote, un lugar espectacular al que me muero por volver).

 

Si bien estoy acostumbrado a aceites más fuertes, me pareció una manera excelente de abrir el paladar. Y quizá un aceite con más presencia habría nublado los siguientes platos.

No voy a hablaros de todos los platos (aunque bien merecen un comentario individual cada uno) porque creo sinceramente que debéis ir y dejaros sorprender por el chef. Os contaré los que más me sorprendieron con la esperanza de que sean lo suficientemente atractivos para animaros a conocer este sitio. Y si no lo son, es culpa del que escribe, no de los platos, os lo aseguro.

El menú comenzó con 3 aperitivos servidos a la vez. Aquí ya nos dejamos de tonterías pijas. Hay cosas que se deben comer con las manos. Así me lo recomiendan y así lo hago. Y estoy seguro de que ganan de esta manera. De los tres aperitivos, creo que me quedaría con el bollito de matalauva con queso de flor puro oveja de Gran Canaria(que recientemente ganó el premio al mejor queso de Canarias), pata de cochinillo, mojo rojo de macadamias y paté de carajacas. La suavidad del bollito, la personalidad del cochinillo (con el empuje que le aporta el mojo rojo) y la cremosidad del queso hacen una combinación espectacular.img_1889

Ojo, que me quede con este no quiere decir que el resto desmerezacan.

Antes de seguir, pido a Alberto que me recomiende una copa de vino. Me dejo aconsejar, ya que él conoce el menú y sus vinos, así que nadie mejor que él para saber qué pedir.

Me trae un vino tinto Ariana, de bodegas el Grifo (si vais a Lanzarote, os recomiendo encarecidamente hacer la visita de esta bodega, una de las más antiguas de España, cuyo origen se remonta a 1775). Como intuía, no defrauda. Un vino con personalidad pero suave, capaz de complementar cualquier plato sin eclipsarlo.img_1894

Otro plato que me impresionó fue la croqueta de pollo “con todo”. Al parecer, en Canarias (especialmente en Tenerife), es muy popular el bocadillo de “pollo con todo”. Creo que el nombre es bastante claro en cuanto a su contenido.

img_1897

Sin embargo, creo que aquí el chef comete un fallo. Esto no es una croqueta. Creo que debería acuñar un nuevo término porque el de croqueta (uno de los platos más versátiles e interesantes de nuestra gastronomía) se le queda pequeño. Es una puñetera maravilla.

De verdad, estoy aún tentado de tomar un avión rumbo a Tenerife, sólo por poder probar ese bocadillo.

También me dejó sin habla el caldo de millo, con arvejas (guisantes)y yema de huevo. img_1902Admito que cuando lo trajeron me dejó un poco frío. Un plato con unos guisantes y unos trozos de maíz frito, con un caldo de maíz…

Pero, ¡ay amigos!, cómo me gusta equivocarme en estas situaciones.

Fue para mí uno de los mejores platos de la noche (y teniendo en cuenta el resto del menú, es mucho decir). Un plato con la marcada presencia del maíz y esas pinceladas de sabor que aportan los guisantes (perdón, arvejas, que hay que hablar con propiedad), y la combinación de texturas del caldo denso, los guisantes y el maíz crujiente. Otra puñetera maravilla.

Antes de comenzar con los postres, me preguntan si quiero un vino dulce para acompañarlos. ¡Menuda pregunta! Pues claro, y el que me ofrezcan. La confianza es algo que se gana y Alberto ya ha ganado la mía, así que no me molesto ni en mirar la carta de vinos. Lo que me traiga, bien está.

Nos vamos ahora a un vino de Bodegas Bermejo, también de Lanzarote. Malvasía volcánica naturalmente dulce (vamos, sin ningún tipo de aditivo para endulzar). Sirve de pretexto para hablar un poco de Lanzarote, una isla que me enamoró desde que puse un pie en ella la primera vez.img_1909

Los dos postres fueron estupendos, pero me quedo con el segundo, sin duda. Es, probablemente, uno de los postres más sorprendentes que he probado nunca.

Leche asada con haba tonka, queso (de flor, el del premio del que os hablaba antes), helado de hierba huerto y mermelada de tomate.

img_1912

Fui probando cada uno de los componentes por separado (una manía mía), y ya me parecieron interesantes pero, cuando probé el conjunto del plato (que al fin y al cabo es la idea del chef), fue como un estallido de sabores. Me recordó a uno de los postres que probé en Enklima hace unos meses, no porque se parezcan los postres, sino porque la sensación fue la misma.

Todos los sabores danzando en el paladar. Todos tienen el suficiente protagonismo para que los identifiques fácilmente, pero también la humildad adecuada para que ninguno destaque sobre el otro.

Un cierre perfecto para una cena de 10.

Un servicio perfectamente calculado para que los platos salgan en el momento justo. Ni tan deprisa que no te de tiempo a asimilar el anterior, ni tan despacio como para que te aburras entre uno y otro.

El mimo con el que te explican cada plato hace ver la pasión que emana entre sus paredes. Pasión por la gastronomía y pasión por la cultura canaria. Deberían ser embajada oficial de las islas en la capital.

Después de mi visita puedo asegurar que Gofio se ha consolidado como uno de mis restaurantes favoritos.

Volveré pronto, seguro.

Os dejo un breve video resumen de los platos que pude disfrutar, para abrir vuestro apetito. Os animo a pasaros por allí y dejaros enamorar por la esencia de Canarias a través de los platos del chef.

Anuncios

¡Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s