Ponche de huevo (eggnog)

¡Hola chefs!

Antes de empezar, quería desearos un muy feliz 2016, lleno de alegrías y de recetas sabrosas. Por mi parte, haré lo posible por seguir compartiendo con vosotros mis experimentos culinarios, con la esperanza de que os sigan gustando como hasta ahora.

Para empezar bien el año, quería brindar con vosotros. Y como queda muy feo brindar yo solo, os traigo una receta navideña para empezar el año, una bebida típica de Estados Unidos (y otros países del continente americano), para que podamos beber todos juntos por un feliz 2016. Se trata del clásico ponche de huevo, o eggnog que hemos visto tantas y tantas veces en las películas. Una receta sencilla y deliciosa para estas fiestas.

La podéis servir como postre, a media tarde o incluso como aperitivo (aunque por su sabor dulce yo lo dejaría para después de una comida o cena).2016

PONCHE DE HUEVO

(EGGNOG)

INGREDIENTES:

– 1 litro de leche entera.IMG_4068

– 250 ml de nata (si tenéis bricks individuales de 200ml, también está bien).

– 130 g de azúcar.

– 30 g de azúcar avainillado (también podéis añadir 20g más de azúcar normal y utilizar extracto de vainilla o vainas de vainilla).

– nuez moscada.

– 5 huevos.

– 3 ramas de canela.

– 150 ml de ron añejo (también podéis usar bourbon o brandy).

 

ELABORACIÓN:

  1. En una cazuela, ponemos el litro de leche entera, la nata, las 3 ramas de canela, el azúcar avainillado (o el extracto de vainilla, o las vainas) y un poco de nuez moscada (aproximadamente una cucharada sopera). Ponemos a fuego medio.IMG_4069
  2. Cuando el contenido de la cazuela llegue a ebullición (vamos, cuando comience a hervir), apartamos del fuego y dejamos que se temple unos 15 minutos.IMG_4075
  3. Separamos la claras de las yemas. Podemos guardar las claras en un tarro tapado en la nevera hasta que las necesitemos.IMG_4070
  4. Batimos un poco las yemas.IMG_4071
  5. Añadimos el azúcar y batimos con energía hasta que nos quede una masa densa y blanca.IMG_4072  IMG_4074
  6. Cuando el contenido de la cazuela esté templado (no hace falta que esté frío), lo vamos añadiendo poco a poco a la mezcla de yemas y azúcar. Al añadirlo, lo colamos para quitar la telilla que se ha formado al hervir y las ramas y restos de canela. Mezclamos bien.IMG_4076
  7. Añadimos el ron y mezclamos bien.IMG_4077
  8. Reservamos en la nevera (lo ideal es hacerlo el día antes, que quede toda la noche en la nevera).
  9. Antes de servir (no tiene por qué ser justo antes, podéis hacerlo una o dos horas antes –si lo vais a utilizar como postre, que es lo que hice yo, podéis comenzar con estos últimos pasos antes de empezar a comer-), montamos la claras a punto de nieve. Yo siempre lo he hecho a mano. Es un poco pesado, sí, pero siempre se ha hecho así. Debéis batir enérgicamente con unas varillas hasta que quede una textura lo suficientemente densa como para que, al darle la vuelta, no se caiga (también podéis comprobarlo levantando un poco con las varillas y que no caiga al cuenco, que es menos arriesgado).IMG_4085  IMG_4086 (1) IMG_4087
  10. Mezclamos poco a poco y con cuidado la mezcla del resto de ingredientes con las claras a punto de nieve hasta que quede todo bien integrado. Si no lo vais a servir inmediatamente, antes de servir tendréis que mezclar de nuevo, ya que se formará una especie de costra debido a las claras a punto de nieve.IMG_4088  IMG_4089
  11. Servimos en copas (o vasos, o tazas, como queráis) y decoramos con un toque de nuez moscada.IMG_4098

¡BUEN PROVECHO!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

¡Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s