Ideas para la cena de Nochevieja

¡Hola chefs!

Esperamos que estéis disfrutando de las Navidades con vuestros seres queridos y, por supuesto, que estéis cocinando unos menús deliciosos.

Llegando ya el año a su fin, a muchos nos vienen los sudores… ¿qué cocino para Nochevieja?

Bueno, pues queremos echaros una mano. A continuación os proponemos una serie de recetas para entrantes, primeros platos, platos principales y postres. ¡Esperamos que os sean útiles!

felicitacionSEC

Una buena idea para configurar el menú es preparar un par de aperitivos o entrantes, un plato principal, un segundo y un postre. También podéis preparar dos aperitivos o tres, una carne, un pescado y postre. Pero cuidado con las cantidades. Este tipo de menú que os sugerimos se basa en raciones pequeñas, es más un tipo de “menú degustación”.

Vamos a empezar por los aperitivos. Un clásico sencillo de preparar es el Hummus. Además tiene la ventaja de que lo podéis dejar preparado el día antes (o un par de días antes). Podéis acompañarlo de verduras crudas, cortadas en forma de bastón, o de tostas o crackers.

Otro aperitivo que podéis dejar preparado antes, y solamente emplatar en el momento de servir son las tostas de morcilla con mermelada de cebolla y polvo de cacahuetes. Podéis dejar preparada la mermelada de cebolla y el polvo de cacahuetes con días de antelación. La morcilla la podéis hacer esa mañana o en un rato antes de la cena, pero no dejéis montadas las tostas con demasiada antelación, o se quedarán blandas.

También podéis optar por unos vasitos de huevos Lucía, que podéis dejar preparados por la mañana o a media tarde, y calentar antes de servir (aunque cuanto más recientes los tengáis, mejor quedarán, especialmente por las patatas).

Os sugerimos también un plato diferente, con un ingrediente muy salmantino: las croquetas de farinato con vinagreta de mielLas croquetas las podéis hacer con días de antelación y congelarlas, friéndolas en el último momento (también las podéis freír a media tarde, por no estar atados justo antes.

Por último, un clásico de la cocina española que es tristemente relegado al verano, pero que funciona muy bien en cualquier época del año: el salmorejo. Podéis servirlo en vasitos de degustación, para que no sea muy pesado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasamos ahora a los primeros platos (que también se podrían considerar como aperitivos, reduciendo la ración y combinándolos con dos segundos: una carne y un pescado).

Algo que funciona muy bien son las crepes. Puedes dejar preparado el relleno (y las propias crepes) con antelación, y simplemente montarlas y emplatar en el momento de la cena). Os sugerimos dos: las crepes de setas con salsa de foie gras y reducción de granada y las crepes de curry con pollo al queso. 

También podéis optar por una crema, que podéis dejar preparada con anterioridad, como esta crema de champiñones, o la clásica crema de calabaza con escamas de jamón.

O podéis iros a los clásicos arroces, donde tenéis casi infinidad de opciones. Nosotros os sugerimos un risotto de calabacín, un arroz negro o, si os atrevéis un arroz con chichas (¡aunque esto en sí debería ser el plato principal!).

Por último, os sugerimos la última receta que hemos publicado. Bien podría ser un plato principal, aunque como entrante/aperitivo queda estupendo, en pequeña cantidad (de hecho es uno de los entrantes para la cena de mi familia esta nochevieja). El canelón de carrillera ibérica con helado de foie gras y reducción de Oporto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasamos ahora a los segundos.  Una buena cena de Nochevieja (o de Navidad) no implica que los comensales salgan “empachados”. Si queréis una cena de calidad, que quede en el recuerdo, cuidad las cantidades.

Un plato que funciona muy bien, y se puede (de hecho, se debe) preparar con antelación son las albóndigas. Además, hay una gran cantidad de recetas, seguro que alguna encaja perfecta en vuestro menú. Nosotros os sugerimos las albondigas a mi marineralas albóndigas con Guiness o, por hacer algo diferente (¡y delicioso), las albóndigas de pollo al curry.

También podéis preparar el clásico solomillo. Nosotros os recomendamos esta receta de solomillo ibérico al Pedro Ximénez. Ya la hicimos hace un par de años para Nochevieja y fue un éxito. De nuevo, un plato que podéis dejar preparado con anterioridad y emplatar en el momento de servirlo.

Y, por supuesto, el clásico entre los clásicos de estas fiestas (aunque nosotros lo solemos hacer para acción de gracias): el pavo. Eso sí, aseguraos de que no necesitéis el horno esa tarde, porque lleva su tiempo…

Pero no todo tiene por qué ser carne. También podemos tirar por opciones del mar, como estos calamares rellenos, o la merluza al vapor con falso pesto de aguacate. Los calamares los podéis dejar hechos por la mañana. La merluza es mejor hacerla en el momento, igual que el pesto de aguacate, para que no se oxide (aunque utilicemos el “truco del limón”, o el del “hueso del aguacate”, siempre se oxida un poco).

Para terminar, para aquellos que, bien por ser vegetarianos o bien porque no pueden comer más animales en estas fiestas, os proponemos una opción vegetariana: hamburguesas de calabacín y garbanzosLas podéis dejar preparadas por la mañana y simplemente montar las hamburguesas en el momento de emplatar (pasáis los “filetes” de hamburguesa por la sartén para calentarlos, con un chorrito de aceite de oliva, para que queden crujientitos).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y no nos podemos olvidar del postre, la guinda del pastel. Es importante cerrar el menú con un postre equilibrado, que no sea demasiado pesado pero que esté a la altura.

Uno de los postres que más éxito han tenido de todos los que hemos hecho en estos años han sido las piruletas de naranja caramelizada con chocolate y escarcha de mentaTambién la espuma de queso crema con melocotón (o crema, si no tenéis sifón). Podéis utilizar la misma receta, cambiando el melocotón por frutos rojos, añadiendo galleta desmenuzada, para hacer una versión en vaso de la tarta de queso.

Un clásico americano de estas fechas, que funciona muy bien como postre ligero (o incluso como pre postre) es el ponche de huevo. Podéis ponerlo como postre, acompañado de unas galletas caseras (de chocolate, de turrón, de canela y naranja, o de avena y pasas).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esperamos que estas recetas os ayuden a configurar vuestros propios menus de Nochevieja. En cualquier caso, no os equivoquéis; lo más importante no son los platos que cocinéis, sino las personas con los que los compartáis. Ese es el secreto del éxito en la cena de Nochevieja, de Nochebuena, o de cualquier otro día del año.

Si os animáis a hacer alguna de nuestras recetas, ¡siempre nos hace ilusión que nos enviéis fotos de vuestros resultados!

Como siempre, podéis contactar con nosotros por email, Facebook e Instagram, o simplemente comentando en nuestro blog.

Os deseamos de corazón que tengáis una feliz entrada y salida de año, y que 2018 venga lleno de momentos felices (¡y nuevas recetas!) que compartir.

¡FELIZ 2018!

Anuncios

¡Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s